Maromeros de Acatlán

pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe pepe quiroz fotografo de bodas maromeros de acatlan basilica de guadalupe

Cada año de manera ininterrumpida desde hace 13  voy el 12 de diciembre a la Basílica de Guadalupe a fotografiar las celebraciones por la conmemoración de las apariciones de la virgen de Guadalupe.

La primeras veces que uno asiste el impacto visual es muy fuerte, aquello parece un circo de tres pistas que no sabe uno a donde voltear a tomar fotos, todo es fotografiable, todo llama la atención y tiempo falta para tomar con la cámara una ensalada de imágenes.

Por la tarde, ya en casa, al revisar las fotografías tomadas durante el día resulta que terminamos con una colección de snapshots de personas emplumadas, sin un discurso coherente y es entonces cuando esperas un largo año para corregir y regresar con otra visión, con otra búsqueda.

Así, en años anteriores me he concentrado en fotografiar concheros, estandartes, la diversidad culutral y religiosa que asiste a la basílica de Guadalupe, Juan Diegos, parejas que llegan así, en pareja a dar gracias a la virgen, etc. Aunque todo lo demás sigue siendo visualmente atractivo para la cámara, mi búsqueda es específica en cada visita.

Como no siempre tienes la certeza de que las cosas salgan como esperas, debes ir preparado para ejecutar uno o dos proyectos fotográficos, en esta ocasión tenía tres objetivos:

Uno era tratar de ilustrar con fotografías el Nicán Mopohua (así se cuenta) que son los relatos en Náhuatl de las cuatro apariciones de la Virgen de Guadalupe al indio Juan Diego, es un poema tan bello que le han nombrado el quinto evangelio.

Dos, era estudiar fotográficamente a los cuatro arcángeles que se encuentran custodiando la parroquia del Cerrito y que son unas maravillosas obras en mármol blanco del escultor Ernesto R. Tamariz; el estudio fotográfico estaba planeado para efectuarse entre las 17:00 y las 18:00 horas, momento del día en el que el sol los ilumina de frente con una luz maravillosa.

Tres, era concentrarme en fotografiar la danza de los espectaculares Maromeros de Acatlán, de los pocos grupos que, desde que yo asisto como fotógrafo a la Basílica de Guadalupe, están siempre presentes sin faltar ni un año.

El primero seguirá en espera un año más de maduración, los dos últimos los pude realizar, aquí parte de lo que pude recopilar sobre los Maromeros de Acatlán.

Los Maromeros de Acatlan

Acatlán pertenece al municipio de Chilapa de Alvarez en el estado de Guerrero, se ubica a unos 54 km al norte de Chilpancingo que es la capital del estado de Guerrero, sobre la sierra madre del sur a unos 2,000 metros de altura sobre el nivel del mar, Acatlán cuenta aproximadamente con unos 5,000 habitantes y aporta dos grupos de danzantes a la celebración del 12 de diciembre, cada uno formado de 15 a 20 integrantes. Algunos viajan desde Acatlán hacia la Ciudad de México con sus familias, otros ya radican en el D.F, y ser reúnen con sus paisanos para la celebración del 12 de diciembre.

Esta danza también se lleva a cabo en Acatlán el 2 de mayo para las festividades de la Santa Cruz y en Junio 24 día de San Juan Bautista que es el patrono del pueblo.

El grupo de danzantes se compone de unos 20 elementos masculinos y unas 20 mujeres. El traje de ellos está compuesto por camisas blancas, pantaloncillos rojos adornados con barbas doradas, pañuelos atados en los brazos, rostro cubierto con paliacates y un sombrero cónico muy peculiar de color rojo adornado con lentejuelas, también llevan un delantal y una pechera bordada, los ojos los llevan cubiertos con lentes oscuros. El atuendo de ellas es más sencillo y está compuesto por una blusa blanca y una falda negra, ambas bordadas con flores de colores.

De los personajes masculinos, a diferencia con los demás, solo uno de ellos lleva falda y sombrero. Otro personaje con traje distinto es el conocido como Huesquisqle, va ataviado con un traje de charro, lleva cubierta la cara con una máscara de madera que tiene estampado un rostro sonriente, el es el primero en subir a la cuerda y probarla; mas adelante, durante la danza, el Huesquisqle reparte mezcal entre los asistentes para que se animen a bailar, otra función que observé que realiza es la supervisión del amarre de los postes que sostendrán la cuerda sobre la que danzarán los maromeros.

El baile inicia al rededor de las 14:00 y se prolonga por más de 6 horas, durante este tiempo se va alternando la persona que está sobre la cuerda. Mientras tanto, a nivel de piso, la danza sigue sin detenerse acompañada siempre de música de viento.

Estas son algunas de las imágenes que hice este año de la participación de los maromeros de Acatlán.

pepe quiroz fotografo de bodas